Páginas vistas en total

sábado, 5 de diciembre de 2015

PERDONAR


Policía, en nuestro recorrido por la vida nos encontramos con muchísimas personas que de una u otra manera han interferido con nosotros.
Han provocando heridas y daños emocionales.  Sin embargo, es al hombre mismo al que le toca decidir si desea continuar en su posición de mártir o víctima de los demás.
Si dentro del proceso, nos negamos a perdonar, a olvidar, aun a amar al que produjo  nuestros dolores.
Seguramente somos nosotros quienes permaneceremos envueltos en el problema.
El que se niega a perdonar, está abriendo una puerta automática al resentimiento, al odio, al rencor y a la auto conmiseración.
Esto implica que cuando los espíritus negativo se acerquen, encontrarán lugar o cabida en esa persona.
Para manipularla, atormentarla, aun para expresarse a través de ella.
Policía, muy por el contrario, el que decide perdonar, porque reconoce que la naturaleza de Dios es amor.
Que Dios mismo nos perdona a nosotros todas las infamias, fechorías, daños y agresiones.
Que cometemos día a día y a menudo.
Entenderá y estará adquiriendo más y más la naturaleza de Cristo (que es amor).
Debemos perdonar por amor al Señor.
Porque Su palabra dice que perdonemos hasta setenta veces siete por cada causa (número que indica plenitud) y estamos dispuestos a ser sus discípulos. 
Policía el amor de Dios que ha sido derramado en nuestros corazones, como el servir a los demás.
Es el único capaz de perdonar y nuestra alma (carne) se niega y reniega.
Policía saben la falta de perdón trae consigo amarguras, resentimientos, envidias, celos, contiendas. 
Es muy posible que usted lo haya percibido en su vida y no puede detectar claramente la fuente de su condición.
Pero siempre hay una Esperanza.
Le invito a que hoy reconozca que Jesucristo.
Es ese tesoro en el corazón nuestro, con quien todo se torna en amor y bendición.
Policía puede decirle ahora mismo al Señor, que venga a tomar el control de su vida, que el Espíritu Santo se derrame en amor.
Que usted por lo pronto, decide perdonar (a la persona que lo ofendió, de su nombre) por amor a Él. 
Usted comenzará a ver la diferencia, la gran liberación interior.
Dios te bendiga 
Buena jornada y disfruta de tu familia 
Pastor Marcelo Avila
Presidente de CristoPol Argentina T.E.+549 2920 503793

No hay comentarios: